La inflamación celular aparece en las alteraciones mentales

 

 

PSIQUIATRÍA

Portada >

FUENTE:  http://psiquiatria.diariomedico.com

CUANTO MÁS GRAVE ES EL TRASTORNO, MAYOR INTENSIDAD DE RESPUESTA

La inflamación celular aparece en las alteraciones mentales

José Luis Carrasco,Itziar Güemes y Marina Díaz(Luis Camacho)

El nivel de inflamación celular podría determinar la aparición y la gravedad de ciertos trastornos psiquiátricos. La constatación de este fenómeno abriría nuevas posibilidades de intervención terapéutica para algunos de los síndromes mentales más frecuentes.

“Las personas con trastornos mentales graves tienen una alteración excesiva de la vía inflamatoria y cuanto más graves son, mayor inflamación”

La ansiedad y el estrés podrían estar relacionados con los fenómenos de inflamación celular del organismo, de tal forma que los síntomas que ocasiona el estrés podrían derivar de procesos inflamatorios generalizados. De hecho, desde hace años existen teorías que señalan que el malestar psíquico y emocional puede tener como base ciertos procesos de inflamación. La justificación se encuentra, en parte, en los efectos beneficiosos que algunos pacientes atribuyen a fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico, más allá de su potencial analgésico. Siguiendo esta estela, un equipo del Hospital Clínico de Madrid ha profundizado en la búsqueda de marcadores biológicos como factores o causa de enfermedades mentales. Sus primeros datos en linfocitos parecen confirmar que, efectivamente, la inflamación celular parece ser un componente común a todos los trastornos mentales que cursan con un grave estrés emocional y con “la posibilidad de que los mecanismos de inflamación celular puedan a su vez ser reguladores de la expresión sintomática de dicho estrés”, ha explicado a DM José Luis Carrasco, catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense, de Madrid, y jefe de Sección del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico de Madrid, que, junto a la también psiquiatra Marina Díaz Marsá y la investigadora de psiquiatría Itziar Güemes, del mismo centro, realizan estas investigaciones pioneras del estudio del estrés en enfermedad mental.







Cascada de inflamación
Estudios previos realizados por Carrasco y Díaz Marsá ya evidenciaron potentes mecanismos antiinflamatorios en pacientes con trastornos impulsivos patológicos, como los trastornos límite de la personalidad o las bulimias nerviosas. En el proyecto actual, que iniciaron hace año y medio, y en coordinación con Juan Carlos Leza, catedrático de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid, en coordinación con un estudio global del Cibersam, se ha intentado confirmar qué factores celulares están implicados en estos sistemas inflamatorios en los trastornos emocionales, fundamentalmente depresión, ansiedad y primeros episodios de esquizofrenia. “En muestras de linfocitos de pacientes se han determinado, además de la expresión y actividad de los receptores glucocorticoides, otros factores relacionados con los procesos de inflamación celular, como son la citocinas TNF-alfa e interleucinas, receptores como el alfa 7 nicotínico, y factores de transcripción intracelulares, como el NFkB, el COX-2, el INOX y el TBARs, según Güemes, quien señala que se parte de la idea de que la inflamación provoca estrés oxidativo y éste a su vez muerte celular. “El objetivo es comprobar si existen diferencias en el sistema de inflamación y antiinflamación o de respuestas en los enfermos y en las personas sin patología mental”.

Mayor gravedad
Díaz Marsá ha indicado que existen conclusiones claras: todos los pacientes con trastornos depresivo-ansiosos, psicóticos, como la esquizofrenia y los impulsivo-inestables, como los trastornos límite de la personalidad y de la conducta alimentaria tienen una alteración excesiva de la vía inflamatoria. “Además, a mayor gravedad del trastorno más nivel de inflamación. Así, el mayor grado de inflamación se observa en los primeros episodios psicóticos, seguido de los trastornos graves de la personalidad y de los trastornos de la conducta alimentaria”. Sin embargo, Carrasco apunta que los elementos de la vía inflamatoria que se alteran en cada uno de los trastornos son distintos.

La hipótesis futura es que las diferentes formas de regular la inflamación, según los factores que se activen, darán lugar a diferentes formas de manejar el estrés y, consecuentemente, a distintas patologías mentales. “Estas investigaciones abren la vía de la inflamación al estudio del estrés y de la enfermedad mental e, hipotéticamente, la posibilidad de intervención terapéutica mediante el desarrollo de fármacos específicos para cada proteína alterada”, señala Güemes. Para Díaz Marsá, como en principio la inflamación es el único elemento disregulado, “añadir antiinflamatorios a los fármacos psiquiátricos convencionales podría ayudar a la mejoría clínica de los pacientes, aunque lo ideal sería saber qué factor concreto está alterado en cada enfermedad o revertir o controlar el mecanismos inflamatorio”.

El objetivo con un paciente bipolar es mantenerlo estable

 

PSIQUIATRÍA
FUENTE:http://psiquiatria.diariomedico.com

PRIMER ANTIPSICÓTICO SUBLINGUAL PARA LA MANÍA AGUDA

El objetivo con un paciente bipolar es mantenerlo estable

“En la práctica clínica estamos viendo que la asenapina, antipsicótico sublingual indicado para tratar los episodios maníacos en el paciente adulto bipolar tipo I, no induce la bajada a la fase depresiva”, ha señalado José M. Montes, psiquiatra del Hospital del Sureste, de Madrid.
Ana Callejo Mora
José M. Montes, Susana Gómez Lus y Eduard Vieta (Luis Camacho)
El trastorno bipolar, según las estimaciones, afecta a unas 950.000 personas en España. De ellas, unas 450.000 padecen el tipo I de esta enfermedad psiquiátrica y cerca de 500.000 sufren el tipo II. Suele manifestarse al comienzo de la vida adulta y afecta de igual manera a hombres y mujeres, aunque se ha observado un leve predominio del tipo II en mujeres. El bipolar de tipo I se caracteriza por presentar episodios maníacos o mixtos que duran al menos una semana o por síntomas maníacos que son tan graves que requieren hospitalización inmediata. Como dato, la mitad de estos enfermos lo necesita en algún momento, con una estancia media hospitalaria de 22,9 días. El tipo II se define por la depresión grave con episodios esporádicos de hipomanía.
Nuestro objetivo es diagnosticar lo antes posible esta patología para evitar la automedicación y poder llevar una vida absolutamente normal
“Se trata de una patología crónica, recurrente y episódica que puede ser invalidante si no está tratada correctamente”, en palabras de Susana Gómez Lus, del Departamento Médico de la compañía Lundbeck. “Nuestro objetivo es diagnosticar lo antes posible este trastorno para que los pacientes no se automediquen y lleven una vida absolutamente normal”, ha defendido José Manuel Montes, jefe de la Sección de Psiquiatría del Hospital del Sureste, en Madrid.
El trastorno bipolar es una patología crónica, recurrente y episódica que puede ser invalidante si no está tratada adecuadamente





COMPORTAMIENTO MANÍACO
POR SU PARTE, EDUARD VIETA, JEFE DEL SERVICIO DE PSIQUIATRÍA Y DIRECTOR DE LA UNIDAD DE TRASTORNO BIPOLAR DEL INSTITUTO DE NEUROCIENCIA DEL HOSPITAL CLÍNICO DE BARCELONA, HA AFIRMADO QUE EN LA SOCIEDAD LA DEPRESIÓN EMPIEZA A SER UN ASPECTO CONOCIDO. “PERO NADIE SABE QUÉ ES UNA MANÍA NI UN MANÍACO. NUESTRO CEREBRO REGULA LAS EMOCIONES Y HACE QUE OLVIDEMOS RÁPIDAMENTE TANTO LA ALEGRÍA COMO LA TRISTEZA. SIN EMBARGO, CUANDO ESAS EMOCIONES SE MANTIENEN DURANTE UN TIEMPO ES PORQUE PUEDE EXISTIR UN TRASTORNO PSIQUIÁTRICO”. HACIENDO MEMORIA, EL PSIQUIATRA DEL CLÍNICO DE BARCELONA HA RECORDADO UN CASO CONCRETO. “UN PACIENTE BIPOLAR COMPRÓ 17 COCHES DURANTE UN EPISODIO DE MANÍA, CON LOS PROBLEMAS QUE ESTA ACCIÓN TRAJO CONSIGO: DEUDAS Y LA SEPARACIÓN DE SU MUJER”. ESTO SUCEDE PORQUE DURANTE ESA FASE LOS BIPOLARES SE SIENTEN EUFÓRICOS, ESPECIALMENTE EXCITADOS, DESINHIBIDOS, HIPERACTIVOS Y CAPACES DE CUALQUIER COSA. “ES UNA ANÉCDOTA QUE PUEDE PROVOCAR LA RISA DEL QUE LA ESCUCHE, PERO EN REALIDAD ESTA ENFERMEDAD ACARREA MUCHAS COMPLICACIONES PSICOSOCIALES”.

EN ESTE ESCENARIO APARECIÓ, HACE UN TRIMESTRE, EL PRIMER ANTIPSICÓTICO EN COMPRIMIDO SUBLINGUAL. ASENAPINA “ACTÚA SOBRE RECEPTORES NEURONALES RELEVANTES, COMO EL DOPAMINÉRGICO Y EL DE LA SEROTONINA, Y ASÍ CONSIGUE UN ESPECTRO DE ACCIÓN MÁS AMPLIO. AL SER SUBLINGUAL ACTÚA DE FORMA RÁPIDA”. LA DOSIS INICIAL RECOMENDADA ES DE 10 MG DOS VECES AL DÍA EN MONOTERAPIA Y DE 5 MG DOS VECES AL DÍA EN TERAPIA COMBINADA.
NUESTRO CEREBRO REGULA LAS EMOCIONES Y HACE QUE OLVIDEMOS RÁPIDAMENTE LA ALEGRÍA Y LA TRISTEZA. CUANDO NO SUCEDE ASÍ PUEDE EXISTIR UN TRASTORNO
POR OTRO LADO, “HEMOS VISTO QUE LA TOLERABILIDAD ES MUY BUENA. NO PRODUCE UN GRAN INCREMENTO DEL PESO, COMO SUCEDE CON OTROS FÁRMACOS, NI RIGIDEZ, TEMBLOR, MUCHA SOMNOLENCIA, NI CAÍDA DEL CABELLO”, HA DICHO VIETA, Y HA AÑADIDO QUE “EN PSIQUIATRÍA CON FRECUENCIA SUCEDE QUE LA NEGACIÓN Y OCULTISMO DE LA ENFERMEDAD HACE QUE QUERAMOS FÁRMACOS SIN EFECTOS SECUNDARIOS. PERO TODAVÍA ESO NO ES POSIBLE. ASENAPINA PROVOCA UN AUMENTO DE PESO ACEPTABLE (UN KILO), LIGERA SOMNOLENCIA, MAL SABOR Y LOS MINUTOS SIGUIENTES A LA TOMA DEJA UNA SENSACIÓN DE BOCA DORMIDA”.





LA RUTA DEL PACIENTE MAL DIAGNOSTICADO

“ENTRE EL 10 Y EL 20 POR CIENTO DE LAS PERSONAS DIAGNOSTICADAS DE DEPRESIÓN PUEDEN SER EN REALIDAD PACIENTES CON TRASTORNO BIPOLAR. EL PROBLEMA ES QUE EN LA ENTREVISTA CLÍNICA MUCHOS ASPECTOS DE LA VIDA DEL BIPOLAR PASAN DESAPERCIBIDOS PARA EL MÉDICO. ADEMÁS, NO HAY HERRAMIENTAS ESPECÍFICAS PARA CONFIRMAR EL DIAGNÓSTICO”, HA COMENTADO MONTES.AL RESPECTO, VIETA HA EXPLICADO QUE “EL MÉDICO DE ATENCIÓN PRIMARIA (AP) CUENTA CON SEIS MINUTOS PARA CADA CONSULTA, Y DETECTAR UN TRASTORNO BIPOLAR PUEDE LLEVAR MEDIA HORA. LES DIAGNOSTICAN DE DEPRESIÓN Y, POR CONSIGUIENTE, LES PRESCRIBEN ANTIDEPRESIVOS. ESTOS TRATAMIENTOS INDUCEN EUFORIA A LOS BIPOLARES, LO QUE PROVOCA QUE ABANDONEN LA MEDICACIÓN. AL VOLVER A LA CONSULTA DE AP, EL MÉDICO LES VUELVE A RECETAR FÁRMACOS CONTRA LA DEPRESIÓN”. LA SOLUCIÓN PODRÍA SER “LA PROMOCIÓN DE UNA MAYOR CANTIDAD DE ACTIVIDADES DE CARÁCTER FORMATIVO EN AP”. UNA VEZ DIAGNOSTICADOS CORRECTAMENTE HAY QUE FOMENTAR LA PSICOEDUCACIÓN.