Detectan más de cien genes implicados en el autismo

f69fee699adb2dfacfc1638328fe799e cbc5e8d89452fe4d98d40fbb03f0a657

Psiquiatria.com

AREAS TEMATICAS

TRASTORNOS INFANTILES / DESARROLLO, TR. GENERALIZADOS

b0f1a96cd859b7ccf09716dceedd2a29 a1e447262d4de137b3ec3c9b7e41fafb

27 abril,  2015

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) –

Un estudio internacional en el que ha participado el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, a través de su Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente, ha identificado 33 genes que contribuyen al riesgo de autismo y otros 70 con una implicación indirecta en la aparición de la enfermedad.

a0da992c7d235f468c51ffaeec7e3fe9 18521008d4af6628a79d21443f01023f

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, el estudio es fruto de la colaboración de múltiples instituciones que han aportado muestras de pacientes y conforman el Consorcio para la Secuenciación del Autismo, una entidad financiada principalmente por el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos.

0f36be68b489bd10e0247d95107cf3bc477df760d71acfd66fd6080b317a822c

El hallazgo deriva de la investigación sobre las diferencias genéticas de más de 14.000 muestras de niños con trastornos del espectro autista (TEA), padres de niños TEA y sujetos no relacionados.

2ea8e3d395778bf1cc57c678f0c88202 2d56dca06fa59af79566b8d18d9bba20

El trabajo ha sido liderado por el grupo del Hospital Mount Sinai, junto al Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y la Plataforma de ADN de la Universidad de Santiago.

3639241e2ba2cac9fe2f0d47f2a79f21 07195c553d7a451c172951cdaae91903 4871a14acf6d835ec523f7a3cc2e9fe89ca91867990b437a200032f40f15f4e4

Para poder llevar a cabo este proyecto se ha tenido que realizar un estudio de tríos (pacientes y sus padres) y de casos comparados con controles (individuos sanos). El estudio de tríos y de casos-controles permite además ver cuáles de los hallazgos son heredados y cuáles son mutaciones nuevas en la persona con TEA.

24c06074c848db8990032825e8922017

Las mutaciones heredadas y de novo (aquellas que se registran en el esperma o los óvulos de los progenitores) se han identificado como el principal factor de riesgo para desarrollar autismo.

TRES MECANISMOS DE ACCIÓN

Las funciones de las proteínas codificadas por estos genes convergen en tres mecanismos de acción principales cuyo funcionamiento es de gran importancia para estudiar el autismo.

Por un lado genes que controlan el remodelamiento de la cromatina, que es la manera en que se organiza el material genético (ADN) alrededor de unas proteínas llamadas histonas y que se abren, para poder empezar el proceso de síntesis de proteínas, en respuesta a determinadas señales.

6c8cd2262165b053e845d9f119c2eb3a

Por otro lado, se han identificado genes que gobiernan las sinapsis, el espacio entre neuronas, con muchos mecanismos moleculares que permiten o no el paso de las señales entre ellas.

Por último, otros genes que actúan sobre los mecanismos básicos y que hacen que los genes empiecen un proceso que termina en la síntesis de proteínas.

5a1293cb5f27f303ebaa288657b0b915

Conocer estos mecanismos permitirá iniciar una serie de investigaciones dirigidas a entender bien qué cambios se producen en el cerebro cuando se alteran las proteínas implicadas y a la búsqueda de tratamientos específicos.

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo crónico que afecta a la capacidad para la comunicación y el lenguaje, y que produce dificultades en las relaciones sociales. Afecta a uno de cada 88 niños.

8a049d0a51c13e59113e7888cf779c30

El comportamiento de los pacientes puede ocasionar grandes limitaciones y dificultades en los ámbitos médico, social, familiar y educativo.

UNIDAD ESPECIALIZADA EN AUTISMO

745a668edb197048ac0672d8a6b88558

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón dispone de la única Unidad de Tratamiento Médico Integral de los pacientes con autismo (AMITEA) de la Comunidad de Madrid.

Puesta en marcha en 2009, esta Unidad del Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente ha realizado 16.000 actuaciones médicas, como visitas psiquiátricas, interconsultas con otras 24 especialidades médicas y pruebas médicas. Concretamente en 2013, se realizaron 2.287 consultas de psiquiatría y 1.959 derivaciones a otras especialidades.

La Unidad, además de proporcionar tratamiento integral a los pacientes autistas, sirve de enlace e interlocutor entre éstos y el resto de servicios médicos del hospital cuando es necesario el tratamiento de otras patologías de cualquier índole.

En cuanto al perfil del paciente de AMI-TEA en 2013 se puede comprobar que en el 79 por ciento de los casos son menores de edad y que el 82 por ciento de los pacientes son varones.

Respecto al primer año de funcionamiento, los datos del 2013 reflejan un aumento de la actividad global media del 55 por ciento. En total, en sus primeros cinco años AMI-TEA ha realizado 8.550 consultas de psiquiatría a personas con Trastorno del Espectro Autista.

ETIQUETAS →
Fuente:
Anuncios

SI ES NECESARIO MENTIR, ¿ INFLUYE EN QUE LENGUA SE HACE ?

pinocho-300x142 fe752563268421d2ba18f16f67492f88

Psiquiatria.com

AREAS TEMATICAS

ANSIEDAD / ESTRÉS

2a8224eeb0349f0aaf1405e4da015c2a

24  abril,  2015

Fuente: Psychonomic Bulletin &Review

Fecha: Diciembre 2014

21.04.2015 Hasta ahora se había puesto de manifiesto que la emotividad se reduce cuando se expresa en una lengua diferente a la materna y que la toma de decisiones de tipo emotivo se modula en función de la lengua en que se enmarca. Así pues, las personas son más emotivas en su propia lengua y son propensas a tomar decisiones más racionales en un contexto comunicativo no nativo.

e484d6a3eb90c50839a9045c19a26f97

Albert Costa, investigador ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y jefe del grupo de investigación en Producción del Lenguaje y Bilingüismo (SPB) en el Centro de Cognición y Cerebro (CBC) de la UPF, conjuntamente con Jon Andoni Duñabeitia, investigador del Centro de Cognición, Cerebro y Lenguaje del País Vasco, ha participado en un estudio publicado en edición avanzada en línea en la revista Psychonomic Bulletin & Review, en el que ha explorado la interacción entre la acción de mentir intencionadamente y el procesamiento de una segunda lengua, distinta de la lengua nativa.

30e1cbc8f1e85e3c58db0f0b5293cf4c 24f83f2a0e5e025cee66406ce73af6b1

Dado que la mentira requiere de un componente emocional, los investigadores partieron del supuesto de que esta emotividad podría verse atenuada si la mentira se expresaba en una lengua diferente a la materna. Costa y Duñabeitia han estudiado la interacción entre la mentira y el uso de una lengua no nativa, dos acciones capaces de producir estrés en el hablante.

En este estudio, se pidió a nativos españoles con dominio del inglés que nombraran fotografías de animales en voz alta. Dentro de cada grupo, dependiendo de las instrucciones, se pedía la descripción del animal que los participantes estaban viendo (enunciados verdaderos) o que,  deliberadamente, se nombrara otro animal diferente al que se les mostraba en la imagen que se les presentaba (declaraciones falsas, o “mentiras”).

f978764d1c113c02c3d899f663206d3b

Mentir y hablar en un idioma extranjero son acciones estresantes

La dilatación de la pupila fue la medida primaria para evaluar los resultados del experimento. La dilatación de la pupila es un indicador asociado con la respuesta emocional y el aumento de la carga cognitiva. Los autores encontraron que, como era de esperar, las variables estresantes aumentan la respuesta emocional. Es decir, la dilatación de la pupila fue mayor cuando se hablaba en un idioma extranjero y también cuando las personas mentían , aunque lo hicieran en su propia lengua.

Como ha manifestado Costa, “es importante destacar que la magnitud de los efectos de la mentira fue comparable en los dos idiomas: la mentira en inglés resultó ser tant emotiva como la mentira en español nativo “. Este resultado resultó ser un tanto inesperado, ya que sugiere que los participantes en un idioma extranjero no fueron capaces de distanciarse emocionalmente de las repercusiones de su mentira.

a2f0eef57418777a0bff77cc75944d17

No obstante, como ha manifestado Duñabeitia, “dado que hablar en una lengua no nativa implica una carga cognitiva mayor, la predicción lógica hubiera sido que mentir en inglés debería ser más costoso que mentir en castellano, y los resultados muestran que no ha sido así “. Al mismo tiempo, a pesar de la mayor carga cognitiva asociada con hablar en un lenguaje diferente al nativo, los resultados del estudio demuestran que cierto tipo de distancia emocional está operando en el otro idioma, porque el “coste” de la mentira no ha resultado ser desproporcionadamente mayor en el idioma nativo.

Para acceder al texto completo es necesario consultar las características de suscripción de la fuente original:http://link.springer.com/journal/13423

Fuente:
________________________________________

025744cb1e822370bac7048228a270a4

Lying in a native and foreign language

Abstract

f7fbeaf002dd3494364764fec7fecb31

This study explores the interaction between deceptive language and second language processing. One hundred participants were asked to produce veridical and false statements in either their first or second language. Pupil size, speech latencies, and utterance durations were analyzed. Results showed additive effects of statement veracity and the language in which these statements were produced. That is, false statements elicited larger pupil dilations and longer naming latencies compared with veridical statements, and statements in the foreign language elicited larger pupil dilations and longer speech durations and compared with first language. Importantly, these two effects did not interact, suggesting that the processing cost associated with deception is similar in a native and foreign language. The theoretical implications of these observations are discussed.

Fuente:

http://link.springer.com/article/10.3758/s13423-014-0781-4

67e55d235bbf8f449e8b7e3ba52df81d

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

Identificación de metabolitos esfingolípidos que inducen obesidad a través de mala regulación del apetito, la ingesta calórica y el almacenamiento de grasa en Drosophila

  • Stanley M. Paredes Jr,
  • Steve J. Attle,
  • Gregory B. Brulte,
  • Marlena L. Paredes,
  • Kim D. Finley,
  • Dale A. Chatfield,
  • Deron R. Herr,
  • Greg L. Harris electrónico
  • Publicado: 05 de diciembre 2013
  • DOI: 10.1371/journal.pgen.1003970

43a91ac195ab0587829b15ba7fba83ea

Abstracto

La obesidad se define por la acumulación excesiva de lípidos. Sin embargo, no se conocen las funciones mecánicas activas que los lípidos juegan en su progresión. La acumulación de ceramida, el cubo metabólica del metabolismo de esfingolípidos, se ha asociado con el síndrome metabólico y la obesidad en los seres humanos y los sistemas modelo. Aquí, utilizamos Drosophila manipulaciones genéticas para causar la acumulación o el agotamiento de la ceramida y la esfingosina-1-fosfato (S1P) los compuestos intermedios. Perfiles Sphingolipidomic se caracterizaron a través de los mutantes para varios genes del metabolismo de esfingolípidos utilizando espectroscopia de masas por electrospray cromatografía líquida de ionización tándem. Se utilizaron ensayos bioquímicos y microscopia para evaluar características clásicas de la obesidad, incluyendo tiendas elevadas de grasa, aumento de peso corporal, la resistencia a la muerte inducida por el hambre, el aumento de la adiposidad y la hipertrofia de las células grasas. Se utilizaron ensayos de comportamiento múltiples para evaluar el apetito, la ingesta de calorías, el tamaño de la comida y la frecuencia de las comidas. Además, hemos utilizado microarrays de ADN para perfilar la expresión génica diferencial entre estas moscas, que asignan a los cambios en las rutas metabólicas de lípidos. Nuestros resultados muestran que la acumulación de ceramidas es suficiente para inducir fenotipos de obesidad por dos mecanismos diferentes: 1) dihidroceramida (C 14:00 ) y de dieno ceramida (C 14:02 ) acumulación rebajado movilización tienda de grasa mediante la reducción de la funcionalidad de células productoras de la hormona adipocinética y 2) La modulación de la S1P: ceramida (C 14:01 ) Relación suprimió la saciedad postprandial a través del neuropéptido-hindgut específico como receptor dNepYr , lo que resulta en la obesidad ingesta calórica-dependiente.

 

Autor Resumen

La obesidad se caracteriza por el aumento excesivo de peso que aumenta el riesgo de patologías tales como la diabetes tipo II y enfermedades del corazón. Es bien sabido que una dieta alta en calorías, rica en grasas saturadas contribuye al aumento de peso excesivo. Sin embargo, el papel que juegan las grasas saturadas en este proceso va mucho más allá del simple almacenamiento en el tejido adiposo. Las grasas saturadas son elementos esenciales para la ceramida lípidos bioactivos. La acumulación de ceramida ha sido recientemente asociado con la obesidad. Sin embargo, no se sabe si su acumulación desempeña un papel activo en la inducción de la obesidad. Aquí, hemos utilizado la manipulación genética enDrosophila para acumular y agotar una variedad de especies de ceramida y otros lípidos relacionados. Nuestros resultados mostraron que la modulación de la ceramida y lípidos relacionados es suficiente para inducir la obesidad a través de dos mecanismos distintos: un mecanismo de la ingesta calórica dependiente trabaja a través de la supresión de la señalización de la saciedad neuropéptido Y, mientras que un mecanismo de ingesta calórica-independiente trabaja a través de la regulación de las células productoras de hormona que regular el almacenamiento de grasa. Estos datos implican ceramidas en la promoción activa de la obesidad mediante el aumento de la ingesta calórica y el almacenamiento de grasa.

Cifras

1234

Citación: Walls SM Jr, SJ Attle, Brulte GB, Paredes ML, Finley KD, et al. (2013) Identificación de metabolitos esfingolípidos que inducen la obesidad a través de mala regulación del apetito, la ingesta calórica y el almacenamiento de grasa en Drosophila .PLoS Genet 9 (12): e1003970. doi: 10.1371/journal.pgen.1003970

Editor: Jairaj Acharya, Instituto Nacional del Cáncer, Estados Unidos de América

Recibido: 19 de julio 2013; Aceptado: 07 de octubre 2013; Publicado: 05 de diciembre 2013

Copyright: © 2013 Paredes et al. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons License , que permite el uso irrestricto, la distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que el autor original y la fuente se acreditan.

Financiación: Esta investigación fue apoyada por subvenciones del NIH 5R21HL80811 (GLH) y RO1AG09628 (KDF). Además, Stanley M. Walls es un Rees-Stealy Investigación Fundación Fellow, ARCS becario de la Fundación y Asociación Americana del Corazón Predoctoral Fellow. Nos gustaría dar las gracias a todas estas organizaciones por su generoso apoyo financiero y de investigación. Los organismos de financiación no tenía papel en el diseño del estudio, recogida y análisis de datos, decisión a publicar, o la preparación del manuscrito.

Conflicto de intereses: Los autores han declarado que no existen conflictos de intereses.

61a9a19a18de0af8f9d7f030b7c92386

Introducción

La obesidad es una condición en la que el peso corporal, causada por la acumulación excesiva de grasa corporal almacenada, se incrementa hasta el punto donde se convierte en un factor de riesgo para ciertas condiciones de salud y de mortalidad. Las personas con sobrepeso y obesos tienen un mayor riesgo de hipertensión, dislipidemia, diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, derrames cerebrales y ciertos tipos de cáncer. Desafortunadamente, la obesidad es una epidemia creciente en todo el mundo, con más de mil millones de la población mundial con sobrepeso u obesidad clínica. Nuestra capacidad para comprender los mecanismos subyacentes implicados en la patogénesis y la progresión de la obesidad son esenciales para el desarrollo de nuevos métodos y enfoques para la lucha contra esta enfermedad.

En el presente estudio, se describe una función mecánica central de esfingolípidos (SL) en la progresión de la obesidad. SL de son una clase versátil de los lípidos bioactivos, que desempeñan papeles en una variedad de vías de señalización que regulan diversas funciones celulares tales como la muerte celular programada, la proliferación, la migración, la estabilidad de la membrana, las interacciones huésped-patógeno y la respuesta al estrés [1] – [4 ] . La estructura básica de SL consiste en cadenas de ácidos grasos unidos por enlaces amida a una de cadena larga “esfingoide” base. Funcionalidad biológica de cada especie SL puede variar en función de la longitud del ácido graso de cadena, los grados de saturación, y la modificación del grupo de cabeza. A pesar de la investigación anterior que detalla la acción celular de estos lípidos, su papel en el ámbito del organismo y su regulación homeostática in vivo es ahora sólo convertirse entender con la aparición de modelos genéticos complejos adecuados para el análisis.

Ceramida, el cubo metabólica del metabolismo de esfingolípidos, recientemente ha sido asociada con el síndrome metabólico y la obesidad en los seres humanos, así como una variedad de sistemas de modelos animales [5] . Por ejemplo, en los seres humanos obesos resistentes a la insulina, se detectaron altos niveles de ceramida en el tejido muscular esquelético [5] . En obesos con deficiencia de leptina ob / ob de ratones, los niveles de ceramida fueron elevados en el suero [6] . Estudios posteriores en estos ratones mostraron que la perturbación farmacológica de novo la síntesis de ceramida, el uso de la serina palmitoil-transferasa inhibidor myriocin, pérdida de peso inducida y la disminución de la acumulación de grasa [7] . Esto sugiere que la ceramida, y potencialmente otros intermedios SL, está jugando un papel activo en la patogénesis de la obesidad. Sin embargo, un vacío en nuestro conocimiento todavía existe en cuanto a si la modulación específica de los niveles de ceramida es suficiente para inducir fenotipos obesos.

Aquí, utilizamos Drosophila como un organismo modelo para determinar si directa perturbación del metabolismo de los esfingolípidos es suficiente para inducir fenotipos obesos. Se utilizó la manipulación genética para causar la acumulación o el agotamiento de los intermedios de ceramida, así como para modular la esfingosina-1-fosfato en relación ceramida (también conocido como el S1P: reostato ceramida). Demostramos que las manipulaciones genéticas que causan la acumulación de ceramida directa inducen obesidad por dos mecanismos distintos: 1) dihidroceramida (C 14:00 ) y dienos ceramida (C 14:02 ) acumulación bajó movilización tienda de grasa al reducir la funcionalidad de las células productoras de hormonas adipocinética y 2 ) disminuir la S1P: ceramida (C 14:01 ) Relación suprimió la saciedad postprandial a través del neuropéptido-hindgut específico como receptor dNepYr .

040ec3a87a5926cbd57fe6d157e6ac11

 

Resultados

El bloqueo de novo de síntesis de SL disminuye los niveles intermedios SL y promueve calórica delgadez ingesta independiente

La etapa limitante de la velocidad de novo la síntesis de SL es catalizada por la serina palmitoil-transferasa (SPT) ( Figura 1A ). En las moscas, SPT es codificada por el gen de encaje . Desde homocigotos mutaciones nulas de encaje son letales, utilizamos transheterozygous encaje k05305 / 2 mutantes perturbar de novo SL síntesis [8] . Estos mutantes presentan una reducción considerable de encaje de los niveles de transcripción (Figura S1 ), con reducciones significativas en los niveles intermedios SL aguas abajo, incluyendo la ceramida totales (-50%), la esfingosina (-30%) y los niveles de S1P (-48%) en relación con el tipo salvaje ( en peso) moscas ( Tabla 1 ).

Ceramide reductora de encaje k05305 / 2 moscas muestran reducciones significativas en el conjunto de triglicéridos elevado de niveles (TG) en 2 días (-21%), 8 días (-23%) y 15 días (-27%) de edad en relación con las moscas en peso ( Figura 2A ). RNAi mediada encajecaídas mostraron reducciones comparables en ambos encajes transcripción ( Figura S1E ) y la media de los niveles de TG de moscas enteras ( Figura S2 ). Del mismo modo, los niveles de TG en la hemolinfa extraído de 2 días de edad moscas eran 58% inferiores a las moscas WT ( Figura 2B , S2D ). Supervivencia bajo la inanición en sólo agar medios de comunicación también fue perturbado en estas moscas, con una media de 50% el tiempo de supervivencia de 45 horas, en comparación con 60 horas en moscas WT ( Figura 2C ). El peso corporal medio de 2 días de edad moscas hembras también se redujo en un 12% en el encaje k05305 / 2mutantes (0,97 mg / fly vs.1.10 mg / volar en peso) ( Figura 2D , S2C ). Mutant encaje k05305 / 2 moscas muestran atrofia grasa de células del cuerpo en relación a las moscas en peso (Figura 2F ). Ambos significan celular ( Figura 2L-M ) y el tamaño de las gotas de lípidos (Figura S2E-G ) se redujeron. Secciones abdominales de encaje k05305 / 2 mutantes mostraron una disminución de la adiposidad que se caracteriza por menos tinción positiva lípidos entonces moscas WT ( Figura S3A, S3C ). En conjunto, se concluye que encaje k05305 / 2mutantes exhiben un fenotipo magro en relación con las moscas en peso.

uña del pulgar 

FUENTE QUE UTILIZO: 

http://www.plosgenetics.org

Related articles

 

LAS INTERACCIONES ENTRE LOS NO MÉDICOS LOS MÉDICOS Y LA INDUSTRIA: UNA REVISIÓN SISTEMÁTICA

8a27f6455c96c5303ce67316cd35da84

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

Las interacciones entre los no médicos Los médicos y la industria: una revisión sistemática

  • Quinn Grundy electrónico ,
  • Lisa Bero,
  • Ruth Malone
  • Publicado: 26 de noviembre 2013
  • DOI: 10.1371/journal.pmed.1001561

Mental_Hospital_by_Sonnenfinsternis13e51658cec2893dbb81c3cc87c099569cdepresion1.520.360c3f51ef9d53983b20aef5aa5c03a03e12901390b277e2d0870eaf6a86b9f65ed

Abstracto

Fondo

Con el aumento de las restricciones impuestas a la interacción médico-industria, la comercialización de la industria se pueden orientar a otros profesionales de la salud. La evolución reciente de política sanitaria confieren una importancia aún mayor en la toma de decisiones de los clínicos no médicos. El propósito de esta revisión sistemática es examinar los tipos y las implicaciones de las interacciones no-médico clínico de la industria en la práctica clínica.

Métodos y Hallazgos

Se hicieron búsquedas en MEDLINE y Web of Science del 1 de enero de 1946, a través de 24 de junio 2013, según las directrices de PRISMA. Los clínicos no médicos elegibles para la inclusión fueron: Enfermeras Registradas, prescriptores de enfermería, asistentes médicos, farmacéuticos, dietistas y terapeutas físicos u ocupacionales, se excluyeron las muestras en prácticas. Quince estudios cumplieron los criterios de inclusión. Los datos se resumieron cualitativamente en ocho esferas de resultados: naturaleza y frecuencia de las interacciones de la industria; las actitudes hacia la industria; percibida aceptabilidad ética de las interacciones; percibida influencia comercialización; percibida fiabilidad de la información de la industria, la preparación para las interacciones de la industria; las reacciones a la política de relaciones con la industria, y la gestión de interacciones de la industria. Los clínicos no médicos reportaron la interacción con la industria farmacéutica y de fórmulas infantiles. Los médicos en todas las disciplinas se reunieron con los representantes farmacéuticos regularmente y se basó en ellos para obtener información práctica. Los médicos con frecuencia recibieron “información”, la industria asistieron patrocinado “educación”, y actuaron como distribuidores de materiales similares dirigidos a los pacientes. Los médicos en general se considera esto como un uso ético de los recursos de la industria, y sentían que podían detectar la “promoción” mientras se benefician de la industria “de la información.” Muestras gratis se encuentran entre las formas más comunes aprobados y que los médicos interactúan con la industria. Los estudios incluidos fueron observacionales y de variar el rigor metodológico, por lo que estos resultados pueden no ser generalizables. Esta opinión es, sin embargo, el primero en nuestro conocimiento para proporcionar un análisis descriptivo de esta literatura.

Conclusiones

Actitudes generalmente positivas no médicos de los clínicos hacia las interacciones de la industria, a pesar de su reconocimiento de los problemas relacionados con el sesgo, sugieren que las interacciones de la industria están normalizados en la práctica clínica a través de disciplinas que no son médicos. Política de relaciones de la industria debe abordar todas las disciplinas y se aplique de forma coherente con el fin de mitigar los conflictos de interés y abordar posibles tales interacciones ‘para afectar la atención al paciente.

Por favor, consulte más adelante en el artículo para Resumen de los Editores

 

Resumen del Editor

Fondo

Fabricación y venta de productos de cuidado de la salud (incluidos los medicamentos y dispositivos) y servicios es un gran negocio. Para maximizar los beneficios que obtienen para sus accionistas, las empresas que participan en la atención de salud a construir relaciones con los médicos al proporcionar información sobre nuevas drogas, organizando encuentros educativos, proporcionando muestras de sus productos, dar regalos, y la celebración de eventos patrocinados. Estas relaciones ayudan a mantener a los médicos informados sobre los nuevos avances en la atención de salud, sino también crear el potencial de causar daño a los pacientes y los sistemas sanitarios. Estas relaciones pueden ser, por ejemplo, provocar un aumento de las tasas de prescripción de nuevos medicamentos, en gran medida comercializados, que suelen ser más caros que sus equivalentes genéricos (medicamentos sin marca similares) y que son más propensos a ser retirados del mercado por razones de seguridad que los medicamentos de larga data. También pueden afectar a la prestación de servicios de atención médica. Industria está proporcionando una proporción cada vez mayor de los servicios de atención médica de rutina en muchos países, por lo que las relaciones construidas con los médicos tienen el potencial de influir en la puesta en marcha de los servicios que son esenciales para el tratamiento y el bienestar de los pacientes.

¿Por qué se hizo este estudio?

Como resultado de las preocupaciones sobre la tensión entre la necesidad de la industria para obtener beneficios y la ética que subyacen a la práctica profesional, las restricciones cada vez se colocan en las interacciones médico-industria. En los EE.UU., por ejemplo, los pagos médicos Sunshine Act ahora exige a los fabricantes de medicamentos, dispositivos y suministros médicos que participan en los programas federales de atención médica a revelar todos los pagos y los regalos hechos a los médicos y hospitales de enseñanza de Estados Unidos. Sin embargo, otros profesionales de la salud, incluyendo aquellos con autoridad para recetar medicamentos tales como farmacéuticos, asistentes médicos y enfermeras no están cubiertos por esta ley o por una legislación similar en otros ámbitos, a pesar de que la reestructuración de la atención de salud para priorizar la atención primaria y multidisciplinar modelos de atención significa que “los médicos no médicos” son cada vez más numerosos y más involucrados en la toma de decisiones y la gestión de la medicación. En esta revisión sistemática (un estudio que utiliza criterios predefinidos para identificar toda la investigación sobre un tema determinado), los investigadores examinan la naturaleza y las consecuencias de las interacciones entre los clínicos no médicos y la industria.

¿Qué hicieron los investigadores y Buscar?

Los investigadores identificaron 15 estudios publicados que examinaron las interacciones entre los clínicos no médicos (enfermeras registradas, prescriptores enfermeras, parteras, farmacéuticos, asistentes médicos y dietistas) y la industria (empresas que producen bienes y servicios de salud). Se extrajeron los datos de 16 publicaciones (en representación de 15 estudios diferentes) y los sintetizados cualitativamente (combinado los datos y llegaron por palabras, en lugar de numéricos, conclusiones) en ocho dominios de resultado, incluyendo la naturaleza y frecuencia de las interacciones, los clínicos no médicos ‘actitudes hacia la industria, y la percepción y aceptación ética de interacciones. En la investigación de los autores identificados, los clínicos no médicos reportaron frecuentes interacciones con la industria farmacéutica y de fórmulas infantiles. La mayoría de los médicos no médicos se reunieron con representantes de la industria con regularidad, recibieron regalos y muestras, y asistieron a los eventos educativos o materiales educativos recibidos (algunos de los cuales se distribuyen a los pacientes). En estos estudios, los clínicos no médicos generalmente consideradas estas interacciones positivamente y se sentían un uso ético y apropiado de los recursos de la industria. Sólo una minoría de los médicos que no son médicos sintió que el marketing influyó en su propia práctica, a pesar de un mayor porcentaje de positivos sus colegas estarían influenciados. Una proporción considerable de los clínicos no médicos en duda la fiabilidad de la información de la industria, pero la mayoría estaban seguros de que podían detectar la información sesgada y por tanto, con esta información lo más fiable, valioso o útil.

¿Qué significan estos resultados?

Estos y otros hallazgos sugieren que los clínicos no médicos generalmente tienen actitudes positivas hacia las interacciones de la industria, pero reconocen las cuestiones relacionadas con el sesgo y conflicto de intereses. Debido a que estos resultados se basan en un pequeño número de estudios, la mayoría de los cuales se llevaron a cabo en los EE.UU., que pueden no ser generalizables a otros países. Además, proporcionan una evaluación cuantitativa de la interacción entre los clínicos no médicos y la industria y no hay información sobre si las interacciones de la industria afectan resultados de la atención de pacientes. Sin embargo, estos hallazgos sugieren que las interacciones de la industria están normalizados (visto de serie) en la práctica clínica a través de disciplinas que no son médicos. Esta normalización crea la posibilidad de graves riesgos para los pacientes y los sistemas de atención de salud.Los investigadores sugieren que puede ser poco realista esperar que los clínicos no médicos se pueden enseñar de forma individual la forma de interactuar con la industria ética o la forma de detectar y evitar el sesgo, en particular dada la naturaleza ubicua de marketing y materiales promocionales. En cambio, sugieren, el entorno en el que la práctica a los médicos que no son médicos debe ser estructurada para mitigar los efectos potencialmente dañinos de las interacciones con la industria.

FUENTE QUE UTILIZO:

http://www.plosmedicine.org

 

NIVELESDECONCIENCIA101e5c8fc975093ff2e37add197be37c9d04e34c1c26d0b5b53667c20f23ed53

Related articles